Dentro de los platos tradicionales de la gastronomía de los pueblos asentados en el Pacífico colombiano, está lo que conocemos como ‘la carne de monte’, animales que son cazados sistemáticamente por estas comunidades de colonos, afrodescendientes e indígenas asentados en el Chocó Biogeográfico y uno de esos animales que proveen de proteínas a sus consumidores es la zarigüeya, más conocida comúnmente como ‘’la chucha’.

La autoridad ambiental en el departamento del Valle del Cauca, junto con la Universidad Nacional de Colombia, sede Palmira, desarrolló un proyecto con la comunidad de corregimiento de Robles, en Jamundí, por medio del cual busca incentivar el consumo de la carne de chuchas o zarigüeyas mediante la zoocría de esta especie e incluso convertirlo en atractivo turístico de la región.

Cristal Velocidad Cristal Oscuro 4 Negro Cristal Potencia Trace Plata Entrenador Royalwhite Negro Redblack Plata Noche Blacknavy Blanco Carbono Adidas Negro Blanco De 4 Blanco Blueroyal Negro Royalgrey De Carbono Carbono De Blanco “Esta es una apuesta interinstitucional entre la CVC y la UNAL, para la utilización y conservación de los recursos nativos de esta región”, explicó Humberto Sotelo, zootecnista del grupo Producción Sostenible de la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca, CVC.

Con la implementación de zoocriaderos se pretende levantar estos animales en condiciones de salubridad óptimas con el propósito de evitar el contagio de enfermedades como consecuencia de los posibles patógenos o carga parasitaria que puedan traer del medio natural no controlado.

Sotelo asegura que con este tipo de proyectos “se reduce la presión sobre las poblaciones de esta especie que se ha visto mermada en esta región y a su vez, ofrecer una alternativa que pueda brindar seguridad alimentaria a las comunidades que lo necesitan, garantizando la inocuidad de la carne de este animal”.

El profesor José Igor Hleab doctor en ingeniería de alimentos, director del programa de ingeniería agroindustrial de la Universidad Nacional de Colombia, asegura que “este es un proyecto netamente dirigido a unas comunidades específicas, tradicionalmente acostumbradas a consumir esa carne, la idea es ofrecer una alternativa de alimentación tradicional con un desarrollo ‘semindustrial’ sin afectar las poblaciones de este animal, más aún, procurando proteger el estado de conservación de la especie”.

“Se hizo un análisis bromatológico (químico, físico e higiénico cualitativa y cuantitativamente) de la carne de zarigüeya, para determinar el contenido de proteínas y grasas, es un poco bajo comparado con la proteína proporcionada por la carne de reses o de cerdo, sin embargo por razones organolépticas (sabor, textura y color), es de muy agradable sabor, según lo manifestaron los asistentes al panel sensorial”, afirma el Doctor en Ingeniería de alimentos de la UNAL.

LA CHUCHA ES UN MARSUPIAL

Beneficios

Se reduce la presión ejercida por la caza sobre las poblaciones de estos animales que se ha visto diezmada dramáticamente.
Si se realiza un correcto proceso de transferencia de conocimientos a las comunidades, van a poder aprovechar este recurso sin necesidad de salir de cacería al bosque.
Garantizar la seguridad alimentaria de las comunidades que tengan la capacidad de desarrollar adecuadamente los zoocriaderos.
Las características de inocuidad y nutrición de la carne serán muy superiores a las que pueda presentar un animal que se encuentre en estado silvestre.

Comentarios